728 x 90

Trastorno Afectivo Estacional: ¿Cómo podría impactar la primavera en nuestro estado de ánimo?

Trastorno Afectivo Estacional Internet

Si bien hay personas que disfrutan la llegada de la Primavera y se ponen más alegres, hay quienes presentan sensaciones de tristeza, desmotivación y falta de energía.

A este fenómeno se le llama Trastorno Afectivo Estacional (TAE) y puede presentarse cuando ocurren los cambios de estación. Para entender por qué se manifiesta y cómo enfrentarlo, Ignacio Puebla, psicólogo y Jefe del Departamento de Factores Humanos de Mutual de Seguridad, entrega la siguiente información:

- Cada ser humano es único y percibe los cambios de estación de diferente manera; sin embargo, hay ciertas condiciones generales que te pueden hacer sentir más o menos identificado.

- En primer lugar, existe la euforia primaveral, la cual tiene un efecto positivo en las personas, por la consecuencia del aumento de luz y de temperatura. Nuestro cuerpo reacciona mediante ajustes del metabolismo con cierta hiperactividad y todo ello puede influir positivamente en el estado de ánimo.

- Otra de las situaciones que se pueden presentar es la astenia primaveral que es el proceso de adaptarse a los cambios ambientales y de hábitos relacionados con la llegada del buen tiempo y más horas de luz. Los síntomas más comunes pueden ser cansancio, alteraciones del sueño, tristeza o falta de apetito.

- También existen personas que presentan síntomas de ansiedad, cambios de ánimo, deseos de comer en exceso, incapacidad de disfrutar o cansancio, debido a que sus niveles de melatonina y de serotonina se ven afectados por los cambios en la luz. Esto se llama Trastorno Afectivo Estacional (TAE), que corresponde a una variante de la depresión que, si bien puede darse en primavera, es más común en otoño e invierno.

Las personas que tienen mayor posibilidad de desencadenar TAE son aquellas que son más sensibles y es más frecuente en personas de 18 a 30 años, aunque se puede desarrollar a cualquier edad. También pueden verse afectados quienes viven lejos de la línea del Ecuador, porque están expuestos a menos luz solar. Los episodios más severos suelen darse en personas que tienen antecedentes de trastorno del ánimo.

¿Cuáles son los síntomas que podemos identificar?

- Decaimiento durante la mayor parte del día.
- Pérdida de interés en las actividades habituales.
- Somnolencia e indiferencia.
- Dormir más de lo habitual.
- Comer más de lo habitual.
- Cambios de estado de ánimo, entre otros.

¿Qué hacer para que la primavera no sea una pesadilla?

- Buscar tiempo para salir frecuentemente.
- Sentarse cerca de ventanas para acceder a la luz del sol.
- Hacer ejercicio con regularidad.
- Comer una dieta balanceada.
- Decorar la casa con colores claros.
- Planificar con antelación las actividades a desarrollar durante el período de invierno.
- Aprender técnicas de relajación.
- Informar a la familia y amigos que se padece TAE.
- Unirse a grupos de apoyo.

De todas maneras, lo más importante en caso de sentir estos síntomas siempre será consultar con un especialista de la salud mental

Síguenos en: Google News