728 x 90

Salud mental: 16% de las personas están insatisfechas con sus vidas

Ecoansiedad Internet

La Organización Mundial de la Salud (OMS), define la salud mental como "un estado de bienestar en el cual cada individuo desarrolla sus habilidades para afrontar las tensiones de la vida, puede trabajar de forma productiva y fructífera, y puede aportar algo a su comunidad". 

En este contexto, y a raíz de la pandemia por COVID-19, la salud mental se ha convertido en uno de los temas más relevantes dentro de la sociedad, ya que influyen en distintas áreas de la vida cotidiana.

CORPA Market Intelligence realizó un estudio donde aborda la problemática planteada. Se entrevistó a mujeres y hombres de 18 y 70 años, de los segmentos ABC1C2 y C3DE (Alto, medio y bajo) en el periodo 2020-2023. 

Frente a la primera pregunta, "¿cuán satisfecho(a) estás con tu vida en este momento?", los resultados indican que, un 32% señala que está "completamente satisfecho", aumentando 10 puntos porcentuales más que en 2020. 

En tanto, 16% de las personas está insatisfecha con su vida, esto aumentó 5% durante los últimos tres años. 

Por otro lado, ante la consulta, "¿qué nota le pondrías a tu estado de salud actual?", 33% señala que "muy mala". Esto disminuyó 1 punto en relación con el año 2020. 

"El estudio muestra que en Chile hay una crisis no resuelta de salud mental, con altos niveles de estrés y depresión, siendo los jóvenes los más afectados. Por otro lado, si bien se observa una mejora general en la población desde la pandemia, lo cual es positivo, no podemos sacar cuentas alegres, ya que, un aspecto central en la vida, como es la satisfacción con esta, tiene una evaluación de 7,3 (de 0 a 10), lo que es ligeramente positivo,  pero esconde un importante grupo de alrededor un 32% que no está satisfecho con su vida, y que se asocia con una muy mala salud mental", indica Pavel Castillo,  Gerente de Intelligence de CORPA, empresa líder en estudios de mercado.

Estrés y depresión 

Diversas enfermedades o síntomas repercuten en la salud mental de las personas. Frente a la pregunta, "¿Experimentas actualmente o crees haber experimentado en los últimos 3 meses algunos de los siguientes problemas o síntomas?, los resultados arrojaron que un 48% sufre de estrés, 23% depresión y 16% trastornos de ansiedad. Le sigue déficit de atención e hiperactividad con un 10%, trastorno alimentario 10%, trastornos de pánico 9%, fobias 5%, trastornos de personalidad 4%, trastorno bipolar 4%, entre otros. Los datos mantienen una disminución respecto al estudio realizado en 2020. 

En este contexto, y frente a la relevancia que tiene la salud mental en Chile y el mundo, una de las principales incertidumbres es si estas patologías son atendidas o diagnosticadas por un especialista en el área. 

Solo un 21% dice en 2023 que sí respecto al estrés (15% en 2020), 12% depresión (12% en 2020), y 7% en relación con los trastornos de ansiedad (3% en 2020).

Nicole Arias, psicóloga clínica, especialistas en adultos, se refirió a los resultados y explicó que, "donde hubo un mayor incremento de patologías, fue al salir completamente de cuarentenas, ya que mucha gente se vio enfrentada a padecer diagnósticos como lo son el estrés y la ansiedad. Esto se puede deber a que el contacto social y la adaptación a las rutinas pre-pandémicas, puesto que gatillaron mayores dificultades, generando trastornos adaptativos"

"Este diagnóstico padece muchos síntomas que se pueden confundir con síntomas depresivos, de estrés y ansiedad, que al no ser tratados, se terminan convirtiendo en enfermedades de salud mental más complejos. Por eso se podría explicar que actualmente existe un incremento de diagnósticos de problemáticas como el estrés, ansiedad, trastorno de pánico y otros, ya que las personas suelen consultar al sentirse muy mal, por lo que la prevención  de problemas de salud mental no es tan relevante como la promoción de esta, llegando a desarrollarse en la sociedad mayores problemas de salud mental y de recuperación más larga", dijo. 

Por último, llama la atención los resultados del  porcentaje de diagnósticos de depresión que se mantienen en un 12%. Esto podría tener varias explicaciones. Entre ellos, la tasa de deserción de pacientes, ya que al no terminar tratamientos psiquiátricos y psicológicos éste tiene posibilidades más altas de recaídas, manteniendo así las cifras en vez de disminuirlas. 

En términos más específicos, el grupo etario entre los 18 y 30 años, presenta un mayor diagnóstico de depresión en el 2023 (13%) en comparación al 2020 donde se vio un 7%, similar al incremento de diagnósticos de los trastornos de ansiedad que aumentan más que el doble (4% en 2020 y 11% en 2023). El aumento se vuelve a evidenciar al término total o mayoritario de las cuarentas, ya que tiene que ver con lo mencionado anteriormente respecto a la reintegración y adaptación con la vida pre-pandémica. Esto se puede deber a que este grupo etario tiene que tomar posturas frente a sus vidas más decisivas respecto a su futuro laboral y relacional, donde temas ansiógenos y la búsqueda de sentido de vida se pueden hacer más presentes. También es una etapa en donde hay mayor contacto y movimiento social, por eso se puede explicar el incremento de trastornos de ansiedad.

Síguenos en: Google News