728 x 90

Inyecciones para bajar de peso: Experto analiza la efectividad de estos medicamentos que cada día consumen más chilenos

inyección, jeringa desechable, ampolla Pixabay

Un informe realizado por la Federación Mundial de la Obesidad, presentado ante las Naciones Unidas, proyecta que para el año 2035 en Chile, el 43% de los adultos del país será obeso.

En este escenario, actualmente existe una serie de medicamentos que aseguran una reducción de peso. Entre ellos, dos inyecciones, Semaglutida y Liraglutida. Pero ¿qué tan efectivos son? ¿Existen riesgos?

Según detalla Mario Rodríguez, académico de la Escuela de Química y Farmacia de la U. Andrés Bello, "aunque inicialmente estos medicamentos se diseñaron para el tratamiento de la diabetes, han salido estudios clínicos, que han revelado que tanto Semaglutida como Liraglutida son fármacos seguros y efectivos para el tratamiento de la obesidad".

El estudio SUSTAIN 1 para el manejo de la diabetes, ya evidenciaba que Semaglutida podía disminuir peso a los pacientes. Hasta el 63 % de los pacientes perdieron el 5% o más de su peso corporal y hasta el 27 % de los pacientes descendieron el 10 % o más de su peso corporal.

Posteriormente, en el estudio STEP-1, trabajo realizado para evaluar su efectividad en obesidad -con dosis mayores 2.4mg-, la Semaglutida logró que más del 85 % de los participantes perdieran el 5% de su peso corporal; casi el 70% logró una pérdida de peso del 10 %; el 50 % logró una pérdida de peso del 15 % y poco menos de un tercio logró una pérdida de peso del 20 %.

En cuanto a la Liraglutida también existen estudios que han demostrado su efectividad en baja de peso en pacientes obesos, aproximadamente los pacientes bajan entre 5 a 8 % de su peso corporal, pero este medicamento, es menos efectivo que semaglutida como se evalúo en el ensayo STEP-8.

Debido a los estudios realizados, es que ambos medicamentos cuentan con aprobación de la FDA (Food and drug administration) para su uso en obesidad.

"A nivel mundial, ha sido publicada en varias noticias y diarios que Semaglutida de 1mg (disponible en Chile) y 2.4mg (no disponible en nuestro país por ahora) se encuentran sumamente demandados, lo que ha conllevado que muchos pacientes diabéticos se hayan quedado sin tratamiento para su enfermedad", explica el químico farmacéutico.

La gran demanda por este medicamento para bajar de peso ha producido quiebres de stock intermitente en los distintos países, e incluso Novo Nordisk (laboratorio elaborador de Ozempic, Semaglutida) ha comprometido nuevas plantas de producción para llegar a los pacientes. En Chile, en las tres cadenas de farmacias del país, la venta creció alrededor de un 70% entre enero de 2022 y enero de 2023.

"El año pasado, hubo una fuerte recomendación de su utilización por diversos influencers en redes sociales, sobre los efectos como, pérdida de peso, reducción de lípidos, entre otros, lo que motivó la compra del producto por personas que no necesariamente tenían la indicación de él. Hasta Elon Musk hizo propaganda a la semaglutida, él confesó haberse administrado este medicamento para perder de peso", detalla el académico de la UNAB.

¿Riesgos?

Según responde Rodríguez, "tanto la Semaglutida como la Liraglutida están contraindicadas en pacientes embarazadas y en personas con antecedentes personales o familiares de cáncer medular de tiroides o neoplasia endocrina múltiple 2A o 2B. Además, está contraindicado en pacientes que puedan tener alguna hipersensibilidad a Semaglutida o Liraglutida. Asimismo, no se recomienda en pacientes que tengan pancreatitis o se desaconseja su uso en aquellos que previamente hayan tenido una pancreatitis", dice.

El profesional subraya que "toda utilización de cualquier medicamento tiene riesgo de generar reacciones adversas. En el caso de Semaglutida y Liraglutida, si bien son medicamentos bastantes seguros, ambos pueden producir reacciones leves como son náuseas, dolor abdominal, diarrea, constipación, dolor en el sitio de inyección y cefalea. Pero también pueden producir reacciones graves, como pancreatitis, angioedema y anafilaxia en muy pocos casos".

El académico de la UNAB agrega que "ambos fármacos aumentan el riesgo de desarrollar tumores de la glándula tiroides, incluido el carcinoma medular tiroideo, en ratones. Pero este efecto no se ha evidenciado en humanos. De todas formas, la agencia europea de medicamentos (EMA), ha puesto alarma este año, para hacer seguimiento a los pacientes, para evaluar posibles asociaciones de esta reacción adversa".

Síguenos en: Google News