728 x 90

Halloween saludable: Evita las consecuencias del exceso de dulces en los niños

Halloween Internet

Halloween, la festividad que combina disfraces espeluznantes y la recolección de dulces, es un momento de diversión para niños y adultos por igual. Sin embargo, detrás de la alegría de Halloween se oculta un peligro nutricional que puede afectar la salud de los niños. En este artículo, exploraremos las consecuencias del alto consumo de dulces, desde las caries hasta la hiperactividad, y brindaremos recomendaciones para un Halloween más saludable.

Halloween es una festividad que ha ganado popularidad en muchas partes del mundo. Una de las tradiciones más destacadas es que los niños salen a pedir dulces de puerta en puerta. Esto puede resultar en una abundante colección de golosinas que, si se consume de manera descontrolada, puede tener efectos negativos en la salud de los niños.

El alto consumo de dulces en Halloween presenta varias consecuencias negativas para la salud de los niños. Los dulces, compuestos principalmente de azúcar, son lo que los expertos llaman "calorías vacías". Esto significa que proporcionan calorías sin aportar nutrientes esenciales al cuerpo.

Zulma Huanca, jefa de la carrera de Nutrición y Dietética de la Universidad de Tarapacá sede Iquique, enfatiza la importancia de no centrarse únicamente en la recolección de dulces, sino en fomentar el consumo de frutas y verduras. Propone alternativas creativas como usar plátanos para crear fantasmas, mandarinas para simular calabazas o palitos de verdura para hacer escobas de brujas. Estas opciones no solo son entretenidas, sino que también promueven una alimentación más equilibrada.

Otra sugerencia importante es que, si los niños van a consumir chocolate, los padres deben asegurarse de que el porcentaje de cacao sea superior al 65%. También se pueden optar por barritas de cereal para crear figuras como fantasmas o momias. Cocinar galletas caseras con ingredientes más saludables, como mezclar harina integral con harina refinada, puede ampliar la variedad de productos y reducir la ingesta de dulces.

Además, se pueden utilizar lápices de colores comestibles para dibujar sobre alimentos saludables, como manzanas verdes, creando divertidas figuras de Frankenstein. Incluso con pan de molde, queso y tomate, es posible hacer deliciosos fantasmas. La idea es transformar Halloween en una experiencia más educativa y menos centrada en el consumo de azúcares.

Efectos del consumo de azúcar

El alto consumo de azúcar tiene consecuencias para la salud de los niños. La más común es el desarrollo de caries dentales, ya que los dulces se consumen generalmente en horarios en los que la higiene bucal puede pasarse por alto.

Además de las caries, el consumo excesivo de azúcar también contribuye al sobrepeso y la obesidad. Los dulces son ricos en calorías pero carecen de nutrientes esenciales, lo que puede llevar a un aumento de peso no saludable.

La hiperactividad es otra consecuencia del consumo excesivo de azúcar, aunque su impacto puede variar de un niño a otro. El exceso de azúcares puede provocar cambios en el comportamiento y la concentración de los niños, lo que puede afectar su desempeño en la escuela y en otras actividades.

Zulma Huanca, nutricionista y experta en el campo, subraya la importancia de que los padres estén atentos al consumo de azúcar de sus hijos. Además de las recomendaciones sobre alternativas saludables, también destaca que los padres deben prestar atención al porcentaje de cacao en el chocolate y considerar barritas de cereal como una opción más equilibrada.

En resumen, se trata de equilibrar el disfrute de Halloween con una alimentación más saludable. La conciencia y la moderación son clave para prevenir las consecuencias negativas del alto consumo de dulces en esta festividad.

Síguenos en: Google News