728 x 90

¿Qué es la disfunción eréctil y cuándo se debe consultar?

Disfunción erectil Joel Overbeck

La salud sexual es tan importante como otros aspectos de la salud global de una persona, afirma el doctor Francisco Pinto, urólogo del Hospital Clínico San Borja Arriarán y de Redsalud, quien en el mes de la Salud Sexual hace un llamado a los varones a consultar tempranamente cuando hay problemas de disfunción eréctil en forma recurrente, cuando provoca alteraciones en la vida con la pareja o si genera problemas de ansiedad o de autoestima.

La disfunción eréctil o impotencia sexual se refiere a la imposibilidad de lograr o mantener una erección lo suficientemente firme o rígida para lograr una relación sexual satisfactoria, condición que debe ser reiterativa y estar al menos presente en los últimos tres meses, explica el especialista. Además, indica que durante la consulta con el urólogo será posible descartar si hay otras patologías asociadas a esta condición.

Con respecto a la prevalencia de la disfunción eréctil en Chile, el doctor Pinto estimó que las cifras son bastante altas en hombres porque uno de cada tres pacientes sobre 60 años cuenta con esta problemática y llega a más del 50%, en hombres sobre los 70 años coincidiendo con las cifras internacionales, destaca.

En relación con los síntomas, los más frecuentes son menor rigidez del pene o no lograr mantener una erección y algunas veces estos síntomas pueden estar asociados a bajo deseo sexual o alteraciones de la eyaculación.

En ese contexto, para el especialista un aspecto muy importante de la salud corresponde a la salud sexual por lo que esta condición requiere un tratamiento adecuado, existiendo alternativas efectivas y seguras. Cuando el paciente llega a la consulta, en la evaluación inicial es importante generar un buen vínculo para acoger su preocupación y dar a conocer que existen distintas alternativas para solucionar su patología con el fin de apoyar a la mejora de su autoestima y la relación de pareja si es que hubiese, expresa.

Luego, es importante descartar factores de riesgo cardiovascular en el paciente, indagar en hábitos, si toma medicamentos y síntomas de salud mental que puedan estar asociados. Con respecto al tratamiento, es indispensable aconsejar modificaciones del estilo de vida como la dieta, aumentar la actividad física, dejar de fumar, bajar de peso, el control de enfermedades crónicas y en algunos casos, también derivar al paciente a otros especialistas si se requiere. 

En cuanto a los tratamientos farmacológicos orales, el doctor Pinto señala que los más usados y disponibles en Chile son el sildenafil, vardenafilo y tadalafilo. Este último medicamento está aprobado para el uso diario (versión de 5 mg) en casos de disfunción eréctil y/o para pacientes con hiperplasia prostática benigna. Además, explica que dentro de los beneficios de este fármaco de toma diaria es que en algunos pacientes disminuye la ansiedad de tener que estar preparado para tomarse un medicamento previo al acto sexual ayudando así al tema de la espontaneidad.

De igual manera, apunta que es importante recalcar que el uso de estos fármacos orales tiene un perfil de seguridad importante y que debe existir un estímulo sexual para que tengan efecto.

Ansiedad

Respecto de cómo afectó el confinamiento y situaciones como el estrés en la disfunción eréctil, el doctor Pinto manifiesta que durante la pandemia aumentaron las consultas relacionadas a esta condición. Añade que, la ventaja en ese contexto fue que las consultas se realizaron en forma online y los hombres aparentemente se sintieron más confiados al estar detrás de una pantalla para preguntar por su enfermedad. Esto porque los pacientes habitualmente se avergüenzan al consultar por temas de salud sexual. Por ello, el mensaje es acudir junto a su pareja si fuese necesario y enfrentar este tema como motivo central en la consulta.

En cuanto a si es posible asociar la disfunción eréctil a alguna patología asegura que, por lo general, la disfunción eréctil se asocia a factores de riesgo y enfermedades cardiovasculares como la hipertensión, la dislipidemia, la obesidad, el tabaquismo, el sedentarismo, la diabetes, el síndrome metabólico y la apnea obstructiva del sueño, como también a patologías del área de salud mental por lo que la recomendación siempre es consultar al especialista.

Síguenos en: Google News