728 x 90

Alerta en Chile: El auge del fentanilo y los peligros de la "droga zombie"

Fentanilo USM

En las últimas semanas, Chile ha experimentado un crecimiento alarmante en los casos relacionados con el fentanilo, una sustancia que se ha convertido en protagonista de eventos perturbadores en diversas regiones del país. Desde el sorprendente robo de una dosis por un enfermero en la ex Posta Central de Santiago hasta decomisos en la frontera con Argentina y detenciones por comercialización en la Región del Biobío, la presencia del fentanilo ha encendido las alertas en todos los rincones de Chile.

Conocida como la "droga zombie", el fentanilo es considerado 50 veces más fuerte que la heroína y 100 veces más potente que la morfina. Su peligrosidad radica en que una sobredosis, una situación lamentablemente mortal, es una realidad comprobada. En Estados Unidos, miles de personas pierden la vida anualmente debido al consumo recreativo de fentanilo.

El doctor Lautaro Taborga, experto en Ciencias Químicas de la Universidad Técnica Federico Santa María, arroja luz sobre el origen del fentanilo y su uso legítimo en el ámbito médico. Indica que, en Chile, esta sustancia está clasificada como estupefaciente, y su venta y distribución están estrictamente supervisadas por el Instituto de Salud Pública mediante receta cheque, el control más riguroso de medicamentos en la normativa local.

Foto embed
Lautaro Taborga - USM

Al consultar al profesor sobre los efectos de una sobredosis, Taborga destaca una serie de efectos secundarios que van desde la somnolencia hasta la pérdida de coordinación motora y acciones irracionales. La dosis letal, que puede desencadenar un paro cardiorrespiratorio, es sorprendentemente baja debido a la potencia extrema de la sustancia.

El mecanismo de acción del fentanilo radica en su capacidad excepcional para actuar como agonista opioide. Esto implica que el fármaco se adhiere de manera más fácil y eficiente a las neuronas del sistema nervioso que controlan el dolor y las emociones en comparación con otras sustancias como la morfina. Este proceso resulta en la ralentización de las funciones vitales del organismo, incluyendo el corazón, los pulmones y los riñones.

El Dr. Taborga resalta las marcadas diferencias entre la producción clínica de fentanilo y su contraparte ilegal. Mientras que los laboratorios farmacéuticos siguen estrictos protocolos de aseguramiento de calidad para garantizar la pureza y seguridad de los medicamentos, la producción ilegal carece de estándares. Frecuentemente, estas drogas ilegales se adulteran con otras sustancias, como cocaína o éxtasis, aumentando su peligrosidad y adicción.

La creciente presencia del fentanilo en Chile plantea desafíos significativos en la lucha contra el narcotráfico y el consumo de sustancias peligrosas. La necesidad de una regulación más estricta, educación pública y medidas de seguridad reforzadas se vuelve evidente. La sociedad chilena se enfrenta a una batalla contra la "droga zombie", y la concienciación y acción son vitales para proteger a la población de los riesgos asociados con esta sustancia letal.

Síguenos en: Google News