728 x 90

¿Por qué se producen los queloides y cuáles son los tratamientos?

Queloide CLC

Los queloides son cicatrices que se desarrollan cuando la piel se ha dañado o ha sido sometida a una cirugía. A diferencia de las cicatrices normales, los queloides son más grandes y pueden crecer más allá de los límites de la herida original.

Se desconoce exactamente por qué algunas personas desarrollan queloides mientras que otras no. Sin embargo, se sabe que ciertos factores pueden aumentar el riesgo de desarrollar queloides, tales como:

Edad: Los queloides son más comunes en las personas jóvenes y pueden aparecer en personas de cualquier edad, pero son más frecuentes en personas menores de 30 años.

Género: Las mujeres son más propensas a desarrollar queloides que los hombres.

Raza: Las personas de raza afroamericana y latina tienen un mayor riesgo de desarrollar queloides.

Historial familiar: Si alguien en tu familia ha desarrollado queloides en el pasado, es más probable que tú también lo hagas.

Tipo de piel: Las personas con piel gruesa o con cicatrices de acné tienen un mayor riesgo de desarrollar queloides.

Tipo de herida o cirugía: Algunas heridas o cirugías tienen un mayor riesgo de desarrollar queloides, como las heridas en el pecho o el abdomen o las cirugías en el oído o el cuello.

¿Qué tratamientos existen para los queloides?

Los queloides son más difíciles de tratar que las cicatrices normales y pueden requerir varios tratamientos para reducir su tamaño y apariencia. Si tienes una herida o has tenido una cirugía y estás preocupado por el riesgo de desarrollar queloides, habla con tu médico para obtener más información.

Los tratamientos para los queloides pueden incluir:

Corticoides: Los corticoides son medicamentos que se pueden inyectar directamente en el queloide para reducir el tamaño y la hinchazón.

Crioterapia: La crioterapia involucra la aplicación de hielo a la piel para reducir la inflamación y el tamaño del queloide.

Láser: El láser puede utilizarse para reducir el tamaño del queloide y mejorar su apariencia.

Excisión: La excisión es la eliminación quirúrgica del queloide. Sin embargo, hay un riesgo de que el queloide vuelva a crecer después de la cirugía.

Compresas de presión: Las compresas de presión se aplican sobre el queloide y pueden ayudar a reducir su tamaño y apariencia.

Terapia con luz: La terapia con luz, también conocida como fototerapia, utiliza luz especializada para reducir el tamaño y la hinchazón del queloide.

Terapia con radiación: La terapia con radiación utiliza radiación para reducir el tamaño y la hinchazón del queloide.

Es importante tener en cuenta que ningún tratamiento es efectivo en todos los casos y es posible que se necesiten varios tratamientos para obtener resultados óptimos. Además, es posible que algunos tratamientos no sean adecuados para ciertas personas debido a factores como el tipo de piel o la ubicación del queloide. 

La opción de la cirugía estética

En casos en que se transforma en una molestia es posible eliminarlos a través de cirugía estética. El doctor Kenneth Guler, cirujano plástico y reconstructivo de Clínica Las Condes, explica que lo más importante es determinar si se trata de un queloide o no, porque muchas veces se confunde con cicatrices defectuosas e hipertróficas.

"Es importante la diferenciación porque los tratamientos son distintos. Si nos enfrentamos a un queloide el tratamiento consiste en realizar la resección del queloide y posteriormente aplicar radioterapia. Esta radioterapia es distinta a la que se practica pacientes con cáncer, es un poco más suave y se realiza inmediatamente después de la resección. Con tratamiento combinado la posibilidad de que vuelva a reaparecer un queloide es menor al 10%", asegura el cirujano.

Luego de una cesárea, que es una herida quirúrgica, también se pueden desarrollar queloides. Si esto produce problemas, también se pueden retocar. En algunos casos también se utiliza el gel de silicona.

No todos los procesos anómalos de cicatrización forman un queloide, algunas son cicatrices hipertróficas, que duran habitualmente unos meses y luego se van autolimitando y desapareciendo.

Síguenos en: Google News