728 x 90

Experta detalla 7 beneficios de caminar: Cómo una simple actividad puede tener un gran impacto en el bienestar

para caminar, la naturaleza, aptitud física Pixabay

Dadas las rutinas agitadas y la vida sedentaria que se lleva, a menudo se buscan soluciones complicadas o rápidas para mantenernos saludables, por ejemplo: dietas extremas, planes de ejercicios intensos y suplementos costosos, los cuales invaden las redes sociales y los medios de comunicación.

Sin embargo, hay un una forma simple, accesible, efectiva y económica que está al alcance de todos, caminar. Para esta actividad, "solo se necesita un par de zapatos cómodos y la voluntad de dar un paso adelante", subraya Claudia Miranda-Fuentes, académica de la carrera de Kinesiología de la Facultad de Ciencias de la Rehabilitación de la U. Andrés Bello.

Según la profesional, "la idea de que necesitamos dar 10 mil pasos al día para mantenernos en forma y saludables ha sido una creencia ampliamente aceptada en tiempo, sobre todo, porque fomenta la actividad física diaria. Sin embargo, se han publicado estudios que proponen menores cifras de pasos para reducir el riesgo de morir prematuramente".

Esto es especialmente alentador para aquellas personas que encuentran difícil alcanzar la marca de los 10 mil pasos diarios, debido a limitaciones de tiempo, movilidad u otras circunstancias. "La cantidad de pasos que se considera ideal puede variar de persona a persona, dependiendo de varios factores como la edad, la condición de salud, los objetivos personales y el nivel de actividad previo", explica la experta.

Claudia Miranda-Fuentes agrega que "lo más importante es mantener un estilo de vida activo y saludable, ya sea alcanzando cuatro mil, 10 mil u otro número de pasos, lo esencial es encontrar una rutina de actividad física que sea sostenible y que se adapte a tus necesidades individuales".

La manera correcta

La clave para que la caminata sea efectiva y segura radica en una técnica adecuada, con atención a detalles esenciales, dice la académica UNAB. "Lo ideal es comenzar de manera ligera para preparar los músculos, así también, es importante llevar zapatos cómodos que brinden soporte y estabilidad, manteniendo una postura erguida con la cabeza en alto y los hombros relajados y atrás. Al momento de dar el paso, se debe aterrizar suavemente con el talón y aumentando el contacto hacia la punta del pie al terminar cada paso", detalla.

Respecto a cuáles son los beneficios de caminar, la docente de Kinesiología de la UNAB destaca:

1. Permite un mejor trabajo cardiovascular, mejor circulación sanguínea y control de la presión arterial.

2. Una caminata eficiente permite aumentar el metabolismo y gasto energético, lo que puede contribuir al mantenimiento o pérdida de peso.

3. Aunque el caminar puede ser un ejercicio de bajo impacto físico y fisiológico, esta actividad permite activar importantes grupos musculares, incluyendo aquellos de piernas, glúteos y abdomen, ayudando a tonificar y fortalecer este tejido.

4. Contrario a lo que se podría pensar, caminar puede aumentar la energía en lugar de agotarla, un paseo rápido puede revivir y mejorar la concentración, lo recomiendo para pausas durante una extenuante jornada laboral.

5. Puede reducir el estrés, aliviar la ansiedad y mejorar el estado de ánimo, también se ha asociado con una mayor claridad mental y creatividad.

6. Estudios han sugerido que las personas que caminan regularmente pueden tener una vida más larga y saludable al mantener condiciones físicas estables y funcionales.

7. Caminar después de las comidas puede ayudar a acelerar la digestión y reducir la sensación de hinchazón y pesadez estomacal. También puede ayudar a controlar los niveles de azúcar en sangre.

Respecto a cómo integrar la camita a la vida, Claudia Miranda-Fuentes sostiene que "lo primero es establecer objetivos claros y tangibles, aumentando gradualmente en la medida que sea cómodo lo practicado.  Junto con lo anterior, puede ser motivador apoyarse con un reloj o una aplicación "cuenta pasos" para tener un seguimiento de actividad".

También un buen consejo es "salir acompañado ya sea de un amigo, familiar, compañero de trabajo o mascota para aliviar, aprovechar y disfrutar el momento durante la caminata", dice.

La experta sugiere que, en el lugar de trabajo, se pueden llevar a cabo reuniones/conversaciones activas, "practicar pausas activas poniéndose de pie o caminando en el lugar cada 30-40 minutos, con esto se rompen las conductas sedentarias y los riesgos para la salud", explica.   

Finalmente, la académica destaca que "caminar es una actividad que puede transformar positivamente la vida. Agregar caminatas a la vida complementará positivamente los cuidados de salud diarios".

Síguenos en: Google News