728 x 90

Hernias inguinales: ¿Qué son, cómo tratarlas y por qué afectan más a los hombres?

Hernias Ben White en Unsplash

Una hernia inguinal ocurre cuando la grasa, el tejido o parte de un órgano sobresale a través de un área debilitada o un orificio de la pared abdominal.

El doctor Agustín Álvarez, cirujano digestivo y médico jefe de la Unidad de Cirugía de Pared y Hernia de Clínica Santa María, explica que en adultos se producen con mayor frecuencia en la ingle o en el abdomen.

"Los síntomas que se pueden advertir cuando se tiene una hernia es un bulto o un malestar que empeore al toser, estornudar, levantar algo o estar de pie mucho rato", advierte el especialista.

La cirugía de hernias es una de las más frecuentes en el mundo, ya que se realizan cerca de 20 millones por año. Afecta a la población de mayor edad (debido a que los tejidos se debilitan), a personas de tez blanca y con antecedentes familiares de hernia.

"Es ocho veces más frecuente en hombres que en mujeres porque en la etapa embriológica hay falta de cierre de uno de los tejidos del túnel inguinal, en el descenso del testículo al escroto. En los adultos se explica porque el paso del tiempo produce debilidad del piso inguinal, en general, relacionado a factores que generan aumento de la presión abdominal o simplemente por las fuerzas involucradas en ciertas actividades que son mayores en el hombre que en la mujer", sostiene el especialista.

En algunos casos no existe causa aparente de su aparición, pero aquellos que están relacionados al aumento de la presión abdominal son:

  • Esfuerzo al defecar (estreñimiento) u orinar (problemas prostáticos).
  • Actividades o entrenamientos de mayor intensidad.
  • Obesidad.
  • Cirugías inguinales previas.
  • Embarazo.

¿Es siempre recomendable operar una hernia inguinal?

El doctor Álvarez explica que la reparación quirúrgica en adultos no está siempre indicada. Un especialista en hernias puede sugerir que se realice una espera vigilante, es decir, con control periódico en caso de que el bulto sea pequeño o no cause síntomas, o si tiene una patología de base que pueda aumentar la necesidad de la cirugía. "Con este enfoque se debe visitar a un doctor si es que aparece algún síntoma o progresa alguno previo", comenta.

En particular, las personas sobre los 70 años y que tienen otras enfermedades crónicas de alto riesgo quirúrgico, por ejemplo, pacientes en quimioterapia, cardiópatas con stents o marcapasos u otras afecciones cardiacas graves que toman anticoagulantes, entre otros, pueden mantener una conducta expectante, pero debe ser evaluado y acordado entre especialista y paciente.

¿Qué puede pasar si no se opera una hernia sintomática?

Se agranda el bulto y genera limitación funcional en la vida cotidiana. La mayoría de las hernias inguinales crecen con el tiempo si no se las repara mediante una cirugía. En los hombres, las hernias grandes pueden extenderse al escroto, lo que causa dolor e hinchazón.

Hernia encarcelada. Si el contenido de la hernia queda atrapado en el punto débil de la pared abdominal, se puede obstruir el intestino, lo que produce dolor intenso, náuseas, vómitos y la incapacidad de defecar o eliminar gases.

Estrangulación. Una hernia encarcelada puede interrumpir el flujo sanguíneo de parte del intestino, provocando la muerte del segmento intestinal afectado. Es potencialmente mortal y requiere cirugía inmediata.

Síguenos en: Google News