728 x 90

¿Cómo saber si tengo bruxismo y cuáles son los tratamientos?

Foto referencial Foto de engin akyurt en Unsplash

El bruxismo es un trastorno en el que una persona suele apretar o rechinar los dientes de manera involuntaria, especialmente durante la noche mientras duerme. Algunos de los síntomas comunes del bruxismo incluyen:

Dolor de cabeza: los músculos de la mandíbula y el cuello pueden sentirse tensos y doloridos debido al esfuerzo constante de apretar los dientes.

Dolor en la mandíbula: el bruxismo puede causar dolor en la mandíbula o en la zona del oído debido a la tensión en los músculos de la mandíbula.

Desgaste en los dientes: el apretar y rechinar los dientes puede causar desgaste en los dientes y en el esmalte, lo que puede llevar a problemas de encías y de dientes.

Dificultad para tragar: el bruxismo puede hacer que sea difícil tragar debido a la tensión en los músculos de la mandíbula.

Insomnio: el bruxismo puede interrumpir el sueño debido al ruido del rechinido de los dientes y al dolor que puede sentirse en la mandíbula y el cuello.

Si sospecha que puede tener bruxismo, es importante hablar con su médico o dentista. Ellos pueden evaluar su situación y ayudarle a encontrar un tratamiento adecuado.

Tratamientos para el bruxismo

Hay varias opciones de tratamiento disponibles para el bruxismo, y el tratamiento adecuado dependerá de la gravedad del trastorno y de las causas subyacentes. Algunas opciones de tratamiento incluyen:

Guarda dental nocturna: una guarda dental nocturna es un dispositivo que se coloca en la boca durante la noche para evitar que la persona apriete o rechine los dientes. Estos dispositivos pueden ayudar a proteger los dientes y aliviar el dolor y la tensión en la mandíbula.

Relajación y técnicas de respiración: la relajación y las técnicas de respiración pueden ayudar a aliviar el estrés y la tensión muscular que pueden contribuir al bruxismo.

Terapia cognitivo-conductual: la terapia cognitivo-conductual puede ayudar a las personas a identificar y cambiar patrones de pensamiento y comportamiento que pueden estar contribuyendo al bruxismo.

Tratamientos farmacológicos: en algunos casos, puede ser necesario tomar medicamentos para aliviar el dolor y la tensión muscular asociados con el bruxismo.

Tratamientos quirúrgicos: en algunos casos graves de bruxismo, puede ser necesario realizar una cirugía para ajustar la mandíbula o los músculos de la mandíbula.

Es importante hablar con su médico o dentista para determinar el tratamiento adecuado para usted.

Síguenos en: Google News