728 x 90

“No almuerce frente al computador” y “controle la cafeína” entre otros consejos para alimentarse en el trabajo

Comer trabajando Istockphoto

Cada vez se ha vuelto más relevante la buena alimentación y la vida saludable. Un elemento importante para las personas, considerando que la nutrición deficiente y la falta de actividad física, son dos de los principales factores de riesgo de hipertensión, sobrepeso y obesidad, entre otros; además de las principales enfermedades crónicas, como cáncer o la diabetes.

2,7 millones de muertes anuales en el mundo son atribuibles a una ingesta insuficiente de frutas y verduras y 1,9 millones de muertes anuales son atribuibles a la inactividad física.

Comer sano y hacer ejercicio también debe aplicarse en el lugar del trabajo, considerando que, según cifras del Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos (INTA), pasamos un 33% de nuestro día en las oficinas y sólo un 25% en el hogar. Además, personas con malos hábitos de alimentación y sedentarismo muestran un rendimiento un 30% menor que otras personas.

Por ello, Mutual de Seguridad entrega una serie de recomendaciones para aprender a compatibilizar la vida laboral con una correcta alimentación, ya que la falta de ella terminará afectando nuestra salud al no satisfacer correctamente nuestros requerimientos energéticos y nutritivos diarios- lo que, consecuentemente, afectará la productividad.

Aliméntese equilibradamente:

- Nutrición: Procura todos los días tener una alimentación completa, favoreciendo alimentos ricos en proteínas y fibras -pastas, arroz, carnes, huevo, legumbres, verduras, entre otros-, ya que estos lo harán sentirse saciado. Además, evita la comida chatarra.

- Cantidad: Asegúrese de consumir las calorías que su cuerpo necesita a diario según su estilo de vida, hábitos y trabajo.

- Frecuencia: Lo ideal es consumir al menos tres comidas equilibradas al día, y sumar dos colaciones saludables a media mañana y media tarde.

- Ojo con los picoteos o colaciones: Para evitar pasar hambre entre comidas, lo ideal es consumir snacks sanos, como frutas, yogurts y frutos secos.

- Opte por lo casero: Si no puede o no quiere gastar dinero saliendo almorzar a diario o comprando algo para comer, siempre se puede optar por llevar almuerzo desde la casa.

No almuerce frente el computador: Si su trabajo es sedentario, trate de no almorzar en su escritorio o frente al computador.

Hidratación, ante todo: Cualquiera sea la naturaleza de su trabajo, una de las claves más importantes es hidratarse, por lo que le conviene ingerir de preferencia agua natural o infusiones. Idealmente eliminar jugos y gaseosas.

Controle los cafés: Es recomendable moderar el consumo de café, ya que aumenta el nerviosismo y la desconcentración, además de favorecer el estrés.

Disminuya el consumo de azúcar refinada, presente en bebidas y dulces, entre otros. Hoy se estima que son responsables de enfermedades cardiovasculares, obesidad, diabetes tipo 2.

Síguenos en: Google News